Menú Cerrar

La titularidad de la propiedad de la Capilla Real de La Mezquita-Catedral de Córdoba

El historiador Jesús Padilla González sostiene que la Corona tiene derecho a exigir el reconocimiento de su propiedad en la Mezquita-Catedral

Detalles de la decoración de la Capilla Real. J. Padilla

Al anunciarse que el Ministerio de Cultura y Deporte había licitado el contrato para la conservación y restauración de la decoración de la Capilla Real en la Mezquita-Catedral de Córdoba por un importe de 641.444,82 euros, impuestos incluidos, hay quien ha criticado, el que el Estado realice este gasto en un bien que la Iglesia Católica, considera como “su propiedad privada”.

Jesús Padilla – cordopolis.es – 18 enero 2023

A nuestro juicio este cuestionamiento tiene poco sentido, pues la categoría y universalidad del monumento del que hablamos, obliga al Estado, con independencia de quien ostente la titularidad de la propiedad, a velar jurídica y económicamente, por su conservación, pero en este caso, con más razón, si cabe, si investigamos sobre la titularidad de su propiedad.

Ciertamente, tras la inmatriculación de la Mezquita-Catedral por el obispo Juan José Asenjo el 2 de marzo de 2006 y hasta tanto no se impugne dicha inmatriculación, aunque sea discutible y discutida, la propiedad del templo catedralicio cordobés es de la Iglesia Católica y, por consiguiente, de la Capilla Real que está integrada en él.

¿Fue eso así o debiera ser así…?

Tras la finalización de las obras de la cúpula y bóveda de la majestuosa Capilla mayor, crucero y coro de la Mezquita-Catedral cordobesa en 1607, la Capilla Real había quedado relegado -a juicio de los capellanes reales encargados por la Corona de cuidar de su culto- a un espacio secundario, reducido e indigno de la majestad de los monarcas allí enterrados: Fernando IV y Alfonso XI. Por ello se hacía preciso, consideraban, realzar la dignidad del panteón regio, construyendo una nueva y más suntuosa Capilla Real, idea en la que coincidían también no solo el obispo y Cabildo catedralicio, sino la propia Corona, que había manifestado esta necesidad en diversas ocasiones.

Sin embargo, la unidad existente en lograr este objetivo se quebró con una disputa agria a la hora de adoptar la elección del lugar en el que edificar la nueva Capilla Real. Tras descartase su ubicación en el espacio ocupado por las capilla de San Clemente y de la Encarnación, proyecto presentado al monarca y a su Real Consejo por el licenciado Rodrigo de Cabrera, corregidor de Córdoba, poco antes de 1637 (lo que hubiera afectado a gran parte de la ampliación de Almanzor), se sometió a debate otras dos opciones en medio de la perplejidad o indecisión de los reyes y obispos: Una, defendida por los canónigos que se decantaron por edificarla en el Patio de los Naranjos; y otra, sugerida por los capellanes reales, que proponían la construcción de la nueva, ampliando el solar de la Capilla Real originaria.

Esta se extendería a lo largo desde la capilla de la Virgen de Villaviciosa hasta la de la capilla de San Pablo, ambas incluidas, y por lo ancho, ocuparía cuatro naves. Ello supondría eliminar el retablo de la antigua Capilla mayor (capilla de la Virgen de Villaviciosa), integrar y cercar las arquerías califales abiertas en la ampliación de Alhakem II y las paralelas góticas, y aprovechar todo el interior del antiguo coro para hacer en él la sacristía de la nueva Capilla Real, una sala para el cabildo, así como oficinas para la catedral. Sin duda ello obligaría a destruir las cúpulas y arcos sustentantes de la Capilla Real antigua y de la capilla de la Virgen de Villaviciosa. Obviamente, una barbaridad.

Situados en este contexto, a mediados del siglo XVII, Felipe IV se decidió por la opción defendida por sus capellanes: edificar la nueva Capilla Real dentro de la Mezquita-Catedral, rechazando su construcción en el Patio de los Naranjos; pero es también, en este contexto y época cuando de manera específica se manifiesta “documentalmente” el tema de la titularidad o propiedad de la Mezquita-Catedral.

close

Hola, 👋
Encantados de conocerte.

Registra tu dirección de correo electrónico para recibir quincenalmente, en tu bandeja de entrada, nuestro Boletín con las Novedades de la página de RECUPERANDO

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Publicado en Andalucía