Menú Cerrar

La Comunidad de Madrid utiliza fondos Covid para llenar los bolsillos de la Iglesia

La pandemia del coronavirus provocaba, tanto en la Comunidad de Madrid como en el resto de España, una brutal crisis, no sólo sanitaria, sino también y principalmente, social y económica. Una crisis ante la que la Unión Europea, consciente de la situación económica y social de los estados miembros, decidía activar una ayuda financiera para todos ellos. La conocida ya como Fondos NextGenerationEU. Ayuda económica que ahora ha sido utilizada desde la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid para “favorecer” a la Iglesia Católica.

Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, de Torrelaguna

“Por Acuerdo del Consejo de Ministros de 27 de abril de 2021, se aprobó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que detalla las inversiones y reformas para el periodo 2021-2023, con la finalidad de impulsar la recuperación de la economía tras la pandemia causada por la Covid-19″. Con estas palabras, la Comunidad de Madrid define la finalidad de los fondos recibidos por el gobierno de Isabel Díaz Ayuso desde la Unión Europea.

Unos fondos “REACT-EU” que están destinados, según su principal finalidad, a ayudar a los ciudadanos y a las instituciones a recuperar la normalidad económica tras la pandemia. Un proyecto para el que, según la Comunidad de Madrid, se ha diseñado un plan con cuatro ejes. Así pues, las inversiones deben estar incluidas en cuatro bloques: “transición ecológica, cohesión social y territorial, digitalización e igualdad de género”.

BARBARA HERMIDA – 7 SEPTIEMBRE

Contexto en el que uno de los apartados contempla como vía de inversión la “revalorización de la industria cultural”. Sección que ahora ha sido aprovechada por la Comunidad de Madrid, que ostenta las competencias sobre estos fondos enviados a la capital española, para “llenar los bolsillos” de la Iglesia Católica. En concreto, a través de una inversión de más de 600.000 euros, que irán destinados a la restauración de un edificio eclesiástico.

LA IGLESIA DE SANTA MARÍA MAGDALENA SERÁ RESTAURADA POR LA UE
Así pues, tal y como ha destacado el departamento de Marta Rivera de la Cruz, la Comunidad de Madrid tiene “la competencia exclusiva sobre el patrimonio histórico ubicado en su territorio”. Patrimonio en el que la Iglesia Católica, y en concreto la Provincia Eclesiástica de Madrid, tiene un gran poder.

Y es que la Iglesia Católica es, según los documentos oficiales, “la propietaria de una parte muy importante del Patrimonio histórico, artístico y documental situado en la Comunidad de Madrid”. Algo que ha llevado a ambas entidades a buscar la máxima colaboración y cooperación para la “conservación, promoción, uso y mejoramiento” de este Patrimonio en la región madrileña.

Una colaboración que ha servido como base para que ahora, la Comunidad de Madrid, a través de los fondos Next Generation EU, haya decidido invertir 646.750,95 euros en la Iglesia Católica. En concreto, “para la realización de diversas actuaciones” en el Patrimonio Histórico-Artístico de la Iglesia Católica.

En concreto, es la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, de Torrelaguna, la “escogida” por la Comunidad de Madrid. Un inmueble, perteneciente a la diócesis de Alcalá de Henares, que contará con un presupuesto de más de 600.000 euros provenientes de la Unión Europea. Dinero que será empleado para “el tratamiento de humedades, y restauración de la fachada principal, bóvedas, naves laterales y paramentos interiores”.

POLÉMICA SOBRE LA INVERSIÓN DE LOS FONDOS COVID
Una inversión de 600.000 euros que, sin duda, sembrará la polémica dentro de la Comunidad de Madrid. Más aún, mientras los contagios por Covid-19 siguen sucediéndose en la región, y muchos madrileños aún no se han recuperado de sus secuelas. Ni en cuestión de salud, ni económicamente.

Situación post-pandémica a la que, ahora, se une la complicada situación económica provocada por el conflicto entre Ucrania y Rusia. Guerra abierta que ha provocado una brutal crisis energética, así como la subida histórica del IPC. Factores económicos que ahogan los bolsillos de los madrileños. Todo ello, mientras los fondos de “recuperación” son destinados a la restauración y conservación del Patrimonio de la Iglesia Católica.

Publicado en Internacional, Madrid